Nosotros al igual que muchos padres comprábamos los libros típicos para niños, los cuentos clásicos, libros para aprender las formas y colores, libros con mucho texto e imágenes muy saturadas, pero desde que empecé a interesarme en la pedagogía Montessori me dí cuenta de que estábamos completamente equivocados! Estábamos comprando los libros desde nuestra visión de adultos pero no estábamos teniendo en cuenta ni la edad ni las necesidades de nuestro hijo.
Hoy les quiero compartir algunos consejos inspirados en Montessori que nos han servido para elegir mejor los libros de Elías, ahora somos más conscientes del tipo de libros que él necesita y obviamente tenemos en cuenta sus gustos a la hora de elegirlos ya sea que vayamos a comprarlos o a prestarlos en la biblioteca.
Los libros son una experiencia para los sentidos
Los niños aman los libros porque a través de cada página descubren algo, porque es un medio para ellos de concentrarse, porque les permite explorar, porque les brinda una experiencia tranquila y agradable.
Elías siempre ha tenido libros y de todas las actividades que realiza durante el día, mirar sus libros es lo que más disfruta. En la mañana cuando se despierta generalmente lo primero que hace es buscar sus libros y casi nunca se duerme sin antes leer un libro a menos que esté muy cansado.

Libros con imágenes reales
Según la pegadogía Montessori los niños entre 0 y 3 años necesitan conocer las cosas tal y como son, necesitan vivir experiencias lo más reales posibles para hacerse a una idea fiel y verídica de su mundo y solo a partir de los 4 años se interesan en los mundos imaginarios y las cosas abstractas y ahí es cuando podemos perfectamente incluir los cuentos de hadas porque ya son capaces de diferenciar lo real de lo imaginario y están en una fase de exploración de su creatividad.
El pecado que cometemos la mayoría de los padres es comprar demasiado rápido libros con imágenes abstractas, libros muy saturados en imágenes, libros con textos demasiado largos, libros con cuentos imaginarios, animales que hablan y hacen cosas de humanos… y estos libros no están adaptados a las necesidades e intereses de los bebés.

Libros para el primer año de vida
Para los 6 primeros meses son ideales los libros de tela porque son suaves, delicados y generalmente tienen texturas muy interesantes que es lo que más disfrutan los bebés en esta etapa.
A partir de los 6 meses hasta los 12 meses podemos ofrecer libros de pasta dura que son resistentes a golpes, babas y mordiscos!

De nuevo diría que lo ideal son libros que puedan generar una experiencia sensorial, que tengan objetos que se puedan tocar para diferenciar los diferentes tipos de pelaje de los animales, por ejemplo o libros que tengan pestañas que se puedan abrir y cerrar para descubrir objetos escondidos.

Libros de los 12 a los 24 meses
A partir de este momento los bebés comienzan a interesarse plenamente en el mundo que los rodea y una de las cosas que más les llama la atención son los animales, pero la verdad es que los libros de animales siempre serán un éxito con los niños sin importar la edad que tengan!
En lo posible los libros deben tener imágenes reales para que el niño conozca las cosas tal y como son… ¿Qué mejor manera de descubrir el mundo animal que con fotos reales de los animales en su habitat natural?

Un buen libro favorece el desarrollo del lenguaje
Elías acaba de cumplir 18 meses y está es una fase en la que quiere saber el nombre de todo y señala en los libros las palabras que quiere que nombremos… en Montessori este momento es conocido como el periodo sensible del lenguaje.
Si bien Elías dice muy pocas palabras, él está en un proceso de absorber y aprender el nombre de todo lo que lo rodea.

Los libros crean seguridad y generan buenos hábitos.
Los libros han sido muy positivos en nuestro caso para acompañar con tranquilidad el momento de ir a dormir. Elías tiene tres libros favoritos para irse a la cama y los tres tienen en común que son historias sencillas, con imágenes simples y poco texto.
Uno de ellos es para despedirse del bebé con un "buenas noches" en cada hoja, el otro es acerca de un niño que se va a dormir y se despide de todos y el del medio es la historia de un sombrero mágico que simplemente le fascina!

Cómo organizar los libros
Los libros siempre deben estar ubicados a la altura del niño para que él pueda acceder libremente a ellos.
Existen muebles especiales para esta función pero también se pueden poner perfectamente en algún mueble que ya tengamos en casa o en canastas.
Debemos tratar de ponerle una mesa o unos cojines cerca del lugar donde están sus libros para que pueda leer cómodamente.
Nosotros decidimos disponer los libros de Elías en la parte baja de nuestra biblioteca.

lo más importante es disfrutar los libros
No vayas a pensar que hay que ser extremista!
Todos estos son consejos mirados desde la postura Montessori, sin embargo como te podrás imaginar nosotros también tenemos libros con dibujos, pero creo que se trata de encontrar un equilibrio y de tomar decisiones con la información que vamos aprendiendo en el camino… nosotros ahora que sabemos que lo que más le gusta a Elías son los libros de animales con imágenes reales o con historias cortas, nos enfocamos muchísimo más a la hora de elegir nuevos libros y los libros que compramos al principio con las historias más complejas o llenas de imaginación los guardamos para más tarde!

Source: New feed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies